counter for blogspot

sábado, 31 de octubre de 2015

Halloblogween 2015

Aniversario

La noche de su aniversario, Amelia llevaba un vestido blanco del que colgaban jirones de tul sujetos en la cintura con una cuerda. Sobre su cabeza, el velo parecía haber traspasado su color a un cabello cada vez más escaso. La fina tela de gasa, ahora oscura y apuñalada por su canas, dejaba entrever una mirada gris que se iluminaba a cada paso que la acercaba hasta el cementerio.

Comenzó a cavar sobre una tierra tupida de malas hierbas. Una nueva muesca quedó marcada en la tapa de madera cuando un golpe seco chocó contra ella mezclándose con un graznido lejano. Cogió los extremos de la tela en la que los huesos de su marido dibujaban un cuerpo marchito, que quedó borrado al arrastrarlos sobre la tierra.

Extendió la tela sobre el suelo y esperó a que el cuerpo inhalase el aire necesario para recomponer sus partes. Sus dedos se movían con lentitud en la oscuridad. Antes de que pudieran liberarse del polvo que arrastraban, Amelia los tomó entre sus manos y los acercó a su rostro. Los guio por entre sus arrugas, dejando que se hundiesen en ellas con ternura, mientras tarareaba la melodía que él cantaba en su noche de bodas. La misma noche en la que Amelia supo que ella no era la única mujer en su vida. La noche en la que le prometió que siempre lo querría y que jamás olvidaría ese instante.

Desató la cuerda de su cintura y, con sigilo, la situó sobre la garganta de su marido. Él la miraba como lo hiciera cincuenta años antes, ansioso por alcanzar alguna vez su compasión, y del mismo modo en que lo había hecho en cada uno de sus aniversarios, conmemorados todos en ese cementerio. Amelia esperó hasta que un sonido cavernoso emergió de sus labios. Su juramento efímero y traicionero. Rodeó entonces con fuerza su cuello, hasta ahogar el eco de su pecho y acabar con la luz de sus ojos. Después, lo devolvió al ataúd donde él aguardaría impaciente su regreso. 

Amelia se marchó sin mirar atrás. Un año más, viviría esperando esa noche en la que volverían a encontrarse. La cuerda con la que rompía su cuello era incapaz de romper su promesa.

Crédito de la imagen


Este año no podía dejar pasar el Halloblogween 2015, la terrorífica propuesa que cada año por estas fechas lanza Teresa Cameselle en su blog. En esta ocasión, el tema es ¿Los zombies han muerto?

24 comentarios:

  1. Muy buena historia, por fuera del marco de las historias de terror clásicas, lo que le agrega un plus de originalidad que la distingue.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Neogéminis. Es todo un placer tenerte en este Microcosmos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Menudo aniversario. Estupendo relato, original y terrorífico.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maribel. Es todo un reto sumarse a este Halloblogween, un año más, a modo de aniversario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Y cada año a vueltas con la cuerda. Terrorífico aniversario. Enhorabuena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alicia. Amelia ya aguarda la llegada del próximo Halloween...

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Y la maldad no está en el muerto, sino en una mujer viva, pero obsesionada por una venganza extrema, violenta. No vive ni deja vivir.
    Eso es el terror del relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada peor que un corazón cargado de rencor para hacer germinar la maldad.
      Gracias por visitar este Microcosmos, Demiurgo de Hurlingham.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Espeluznante. La venganza en plato frío con una guarnición obsesiva. Insuperable.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una venganza recurrente. Aquí no vale aquello de "descanse en paz"...
      Me alegra tenerte en este Microcosmos, Esther.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. La trama de tu personaje es estupendamente terrorífica. Ahora sí creo que está cumpliendo el juramento aunque ya este mancillado. Una creación, un aniversario espeluznante que me ha encantado a horrores.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  7. La trama de tu personaje es estupendamente terrorífica. Ahora sí creo que está cumpliendo el juramento aunque ya este mancillado. Una creación, un aniversario espeluznante que me ha encantado a horrores.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  8. Obsesionada por una venganza sin fin, que va más allá de la muerte o del objetivo cumplido, cada aniversario vuelve a sangrar la traición por sus venas.
    Un relato impactante, distinto y muy bien narrado. Felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Sindel. No hay nada peor que una obsesión así...
      Todo un placer tenerte en este Microcosmos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Un aniversario truculento y lúgubre. Los remordimientos no nos dejan morir en paz. ¡¡¡Feliz Halloween!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Año tras año los fantasmas vuelven, incluso para los no vivos. ¡Feliz Halloween!

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Ni contigo ni sin ti.... truculento relato...¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  11. Una celebración un tanto especial, muy buena imagen final.
    Me ha gustado mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste. Gracias por tus palabras y por tu visita Inma.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Una celebración un tanto especial, muy buena imagen final.
    Me ha gustado mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Gran historia para una gran venganza. Esa frase final, es de las que se recuerdan.
    Gracias por participar en el Halloblogween.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Teresa, y sobre todo, por brindarnos cada año esta interesante y terrorífica propuesta.

      Un abrazo.

      Eliminar