martes, 29 de abril de 2014

"Siete puentes sobre el Sena" en El Mirador

El Mirador es el blog de José Antonio López Rastoll,  autor de los libros de cuentos El Mirador y Vareando nubes. Pero, para presentarlo, nada mejor que tomar las palabras que ilustran la cabecera de su blog: "Mis amigos dicen que me dedico a vivir del cuento. No he escrito ninguna novela porque me parece un género poco comercial". 

lobo74estepario.blogspot.com

Su blog cuenta ya con cinco años de historias, micros, reseñas... Yo lo conocí gracias a La Nieve y el Halloblogween del pasado año y desde entonces no he dejado de visitarlo. Disfruto con la micronovela por entregas que José Antonio nos va desvelando, El Señor, esperando con cada capítulo el siguiente; leo sus micros y sus reflexiones; sus crónicas. La ironía, el desenfado y la audacia que desprenden sus textos me han mantenido ahí desde aquel día y lo seguirán haciendo, sin duda. Y ha sido precisamente durante uno de estos paseos cuando me he encontrado con la reseña que José Antonio ha escrito sobre Siete puentes sobre el Sena

Recojo aquí parte de sus palabras y os animo a descubrir el resto en El Mirador. No dejéis de visitarlo. 

«No debemos esperar siempre a que algo ocurra»
Esta frase hace referencia a una de las preocupaciones del ser humano actual: la falta de tiempo. Además, es una invitación a luchar por nuestros sueños. Pertenece a Siete puentes sobre el Sena, el debut literario de María José Aguilar, que tiene el mérito de haber ganado el V Certamen de Novela López-Torrijos organizado por editorial Ledoria. [...] 

[...] Al tiempo que Clara desenreda la historia de amor que vivió su abuela en el exilio francés, se reencuentra con sentimientos que creía dormidos en la persona de Étienne, encargado de una editorial artesana de peculiares características: «No se trataba de un negocio creado para ganar dinero, sino para defender sus ideales y alzar libres sus voces, algo que no era demasiado fácil el año de la puesta en marcha de la editorial, en 1948».
            
Es raro que una novela inspire valores como no descuidar a quienes nos importan o cuidar de nuestros ancianos, auténticas bibliotecas de la memoria viva. Además, mantiene la intriga hasta el final sobre por qué Lala y Blas no pudieron ser felices juntos, un rasgo del género detectivesco. Seguir leyendo...

Muchas gracias por tus palabras, José Antonio.

5 comentarios:

  1. Muchas gracias por hacer El Mirador un poco tuyo. A mí también me encanta este Microcosmos, me siento como en casa. Una de las razones quizá sea que, tarde o temprano, siempre respondes. Parecerá una tontería, pero qué bueno que haya alguien al otro lado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, me ha sacado los colores lo que dices de mi bitácora y de mí, pero como llevo gafas de sol no se me nota. Sobre todo, me ha sorprendido que hables de la audacia de mis textos, ya que soy un tímido recalcitrante. Espero seguir, al menos, entreteniéndote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si alguien dedica su tiempo, no sólo a leerte, sino también a comentarte, qué menos que dedicarle parte del tuyo. Disfruto con cada nuevo comentario (igual que todos, supongo), y no concibo abandonarlos sin una respuesta.
      Por cierto, nunca habría afirmado lo de tu timidez...

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. María José, vengo tras echar una ojeada desde El Mirador y no puedo por menos de alegrarme por una nueva reseña. Estoy segura que de cada reseña sabrás la extraer la idea principal que te ayude a mejorar en un próximo trabajo. Cada nueva reseña aporta un vértice o una arista diferente del prisma total que alberga al contenido del libro. Uno de los objetivos a cumplir tras la publicación de un libro es que este vuele muy alto, muy lejos y por bellos e inhóspitos parajes. Tu obra lo va consiguiendo. Enhorabuena.

    Un abrazo a ambos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, Alicia, muchas gracias. En el camino siempre hemos de ir aprendiendo y mejorando. Así, al mirar hacia atrás, podremos valorar realmente el trabajo que hemos hecho a lo largo del recorrido. Para mí acaba de comenzar, así que espero aprender mucho en este viaje. Sigo siendo una "aprendiza".

      Un abrazo.

      Eliminar